Conocemos a través de D. Carlos Montoya, del IDAE, las características generales del Balance Neto Fotovoltaico en España, su esquema del sistema, y la situación actual de esta nueva aplicación de la energía solar.

Tras publicarse el Proyecto de Real Decreto por el que se establece la regulación del Autoconsumo fotovoltaico o Balance Neto en España, en el que se muestran las condiciones administrativas, técnicas y económicas para aplicar la modalidad de suministro de electricidad con balance neto, D. Carlos Montoya, Jefe del Departamento Solar del IDAE nos explica este nuevo escenario de gran interés para el sector terciario y doméstico.¿Cuáles son las características generales del Balance Neto Fotovoltaico en España.?
Mecanismo de compensación de saldos de energía eléctrica, para fomento de la generación distribuida, destinado a CONSUMIDORES NETOS, que producen para autoconsumo.
El sistema eléctrico se utiliza para “almacenar” los excedentes de producción puntual, que generan derechos de consumo diferido.
No hay venta de electricidad. Los excedentes se dejan en “depósito”, para su posterior recuperación.
El consumidor paga una compensación a cambio de este servicio de “almacenamiento”, que incluye el uso del sistema eléctrico (peajes) y la gestión de sus excedentes que realiza su comercializador.
La Fotovoltaica no va a poder pararla ningún oligopolio ni Gobierno.
09/04/12 Antonia Lecue de Suelo Solar Sin Comentar
Greenpeace y EPIA muestran cómo en cinco años la electricidad solar será más barata que la que los hogares compran de la red.
Las inversiones mundiales en tecnología solar fotovoltaica podrían duplicarse desde los 35-40.000 millones de euros actuales hasta unos 70.000 millones de euros en 2015, según un estudio publicado hoy por Greenpeace Internacional y la Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica (EPIA). Las inversiones estimadas solamente en la Unión Europea podrían elevarse desde los 25-30.000 millones de euros actuales a unos 35.000 millones de euros en 2015.
El informe de prospectiva dedicado a la energía solar fotovoltaica, Solar Generation 6 (1), pronostica que esta tecnología podría suministrar el 12% de la demanda eléctrica europea para 2020, y hasta un 9% de la demanda eléctrica mundial para 2030.
Mientras Alemania ha instalado unos 8.000 MW de energía solar en 2010, e Italia unos 7.000 MW, en España el Gobierno no permite que se instalen más de 500 MW al año, y en vez de favorecer las inversiones ahora penaliza a los que invirtieron en años anteriores.
“El Gobierno español está actuando con la energía solar al revés que los demás. Parece como si aquí nos sobrase el petróleo y no tengamos necesidad de aprovechar el sol que recibimos gratuitamente cada día”, ha declarado José Luis García Ortega, responsable de la campaña Cambio climático y Energía de Greenpeace España. “Las compañías eléctricas españolas quieren acabar con el éxito de la energía solar, y el Gobierno está haciendo todo lo posible por complacerlas, desde el reciente decretazo hasta el pacto energético”.
“Nuestro objetivo es hacer de la tecnología solar fotovoltaica una de las principales formas de generación eléctrica, mediante políticas de apoyo a un coste optimizado para los consumidores” (2), ha declarado Sven Teske, experto energético de Greenpeace Internacional.
“La fotovoltaica es una tecnología clave para combatir el cambio climático; nuestra investigación muestra que crea de 35 a 50 empleos por cada tonelada de CO2 ahorrada y aumentará la seguridad del suministro energético al reducir la dependencia de las importaciones de energía en Europa.”
Ingmar Wilhelm, Presidente de EPIA, ha declarado: “La tecnología solar fotovoltaica ha logrado, desde hace ya muchos años, cada vez más eficiencia energética y mayores reducciones de costes. Las predicciones de coste actuales, debido a las economías de escala por el aumento de la potencia instalada en el mundo, que totaliza unos 40.000 MW en 2010, muestran que la tecnología está a punto de lograr un hito económico.”
Desde 2005, los precios de la fotovoltaica han bajado del orden del 40% y para 2015 el coste de los sistemas fotovoltaicos se espera que baje otro 40% en comparación con los niveles actuales. Como resultado, los sistemas fotovoltaicos podrán competir con los precios de la electricidad para los hogares en muchos países de la Unión Europea dentro de los próximos cinco años.
“Queremos hacer visible esta importante fase de la competitividad en costes, y la EPIA prepara una hoja de ruta realista para cada país con conceptos claros sobre mecanismos de mercado que permiten un tratamiento equitativo de todas las fuentes de electricidad”, ha añadido el presidente de EPIA.
El informe estima que la potencia instalada de energía solar fotovoltaica en el mundo aumentará desde los al menos 36 GW de finales de 2010 hasta cerca de 180 GW para 2015. La potencia instalada en Europa se espera que aumente desde unos 28 GW en 2010 hasta casi 100 GW para 2015, y tiene capacidad de alcanzar hasta 350 GW a escala mundial para 2020, lo que ahorraría 1.400 millones de toneladas de CO2 en el mundo y 220 millones de toneladas dentro de la UE cada año. (3)
Además de sus beneficios ambientales, la energía solar ha demostrado ser una forma sostenible de afrontar las preocupaciones sobre la seguridad energética y los volátiles precios de los combustibles fósiles, así como un factor sustancial de desarrollo económico. La industria fotovoltaica, que ya emplea a unas 300.000 personas, podría dar empleo a unos 600.000 trabajadores para 2015, y tiene capacidad de aumentar esta cifra a 1,6 millones en 2020 si se mantiene un apoyo efectivo generalizado.
El informe “Solar Generation 6” también destaca el enorme potencial de la fotovoltaica para contribuir a los objetivos europeos del 20% de energía renovable y del 20% de eficiencia energética. Gracias a la fotovoltaica, la UE podría fácilmente aumentar su objetivo de reducción de emisiones del actual 20% para 2020 a un más ambicioso 30%.